Pediatría General

Especialidad que atiende desde recién nacido hasta jóvenes en etapa de adolescencia.

La pediatría general es la especialidad que atiende desde recién nacido hasta la etapa de adolescencia, con el objetivo de dar una atención integral, tanto en lo preventivo (control sano) como en lo curativo (detección y tratamiento de enfermedades). Existen muchas subespecialidades pediátricas a las que generalmente se deriva según la necesidad de cada paciente (familia).

Los objetivos de la pediatría general son, fundamentalmente, vigilar el crecimiento y desarrollo de los niños y adolescentes, atendiendo a las patologías más comunes de este grupo etario; este cuidado se logra orientando a los padres sobre la alimentación que deben mantener y ofrecer a sus familias, como también los cuidados preventivos en temas delicados de cuidado pediátrico. Dentro de las subespecialidades destinadas para atender las complicaciones de salud más frecuentes, se encuentran:

  • Alergista pediátrico: uno de los especialistas más solicitados en pediatría es el alergólogo, quien se encarga de detectar la aparición de alergias, ya sea las que se producen en los primeros años de la vida, así como también las que son provocadas por un desorden alimenticio.
  • Neonatología: especialidad que se dedica al cuidado y tratamiento de los recién nacidos, esta es la rama de la pediatría que se encarga de las complicaciones que pueden existir justo después del parto.
  • Inmunología pediátrica: especialidad relacionada con las defensas naturales del organismo de los niños, que posibilita detectar y prevenir la aparición de infecciones sucesivas.
  • Neurología pediátrica: rama de la pediatría que se dedica al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que involucran al cerebro y sus funcionalidades, como por ejemplo la dislexia y el déficit de atención (hiperactividad) durante la infancia.
  • Hematología pediátrica: especialidad infantil encargada de las complicaciones relacionadas con la sangre, los casos más comunes en atender son la anemia infantil, los problemas de cicatrización y coagulación de la sangre. 

Medicina infantil

La medicina infantil hace referencia al primer nivel de atención de pacientes pediátricos, es decir, son los responsables de realizar un correcto diagnóstico en niños y adolescentes, para así abordar las patologías más usuales. Dentro de estas enfermedades más comunes encontramos los dolores de garganta (principalmente la faringitis), dolor de oídos (otitis o oído de nadador) y las infecciones de las vías urinarias. Reserva de hora

También componen este grupo de las enfermedades infantiles que más se repiten, las infecciones a la piel (sarampión, varicela y eritema infeccioso), la bronquitis, la bronquiolitis (común en bebés y niños pequeños), el malestar corporal, los resfriados comunes (rinofaringitis), la sinusitis bacteriana y la tos (provocada generalmente por virus).

Pediatría infantil

La pediatría infantil puede dividirse asimismo en distintos grupos que orientan su servicio a un grupo infantil en específico, por ejemplo servicios a escolares y adolescentes, nutrición parenteral y salud mental infantil. Por otra parte, los síntomas que se deben considerar para visitar a un especialista en pediatría son, el llanto incontrolable en bebés; los cambios radicales de humor, por ejemplo estar demasiado triste o presentar somnolencia durante el día; trastornos en el apetito, ya sea mucha ansiedad, vómitos o pérdida de las ganas de comer; hay que tener mucha atención con los cuadros de fiebre constantes y frecuentes, que junto a las dificultades respiratorias, son señales para dirigirse a una urgencia pediátrica.

Reserva una hora médica con un pediatra

Reserva una hora médica con un pediatra

Últimas entradas
Ir arriba