La Enfermedad del Alzheimer

familia

Se estima que a nivel mundial hay 40 millones de personas con demencia, cifra que sigue aumentando rápidamente a medida que envejecemos. En Chile aproximadamente unas 200 mil personas presenta algún tipo de demencia y alrededor de 100 mil  personas presentan enfermedad de Alzheimer.

Descripción de la enfermedad

 

La enfermedad de Alzheimer es una patología que disminuye las capacidades mentales; primordialmente la memoria y la conducta, que va generando una disminución de las capacidades para realizar las actividades básicas de la vida diaria como son; vestirse, ir al baño, comer, deambular, etc. A su vez genera alto impacto social en sus familiares y en sus cuidadores ya que las personas con enfermedad de Alzheimer no son capaces de desenvolverse bien, tanto en su domicilio como socialmente por lo que necesitan supervisión. Es una enfermedad degenerativa que con el tiempo provoca la muerte. Su pronóstico de sobrevida es de 8 a 12 años.

Dentro de los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad se encuentran  las  enfermedades que afectan al sistema cardiovascular como la hipertensión, diabetes mellitus, dislipidemia, obesidad y sedentarismo, además hay factores de riesgo  del espectro de la salud mental como lo son la depresión, haber tenido algún episodio psicótico, la esquizofrenia y la enfermedad bipolar. También el nivel socioeconómico influye ya que  la incidencia (casos nuevos) es mayor en países o sociedades con baja renta que en los países de más altos ingresos. Chile está dentro de los países con ingresos medianos altos. La escolaridad baja o nivel educacional bajo también es factor de riesgo ya que estas personas tendrían menor “reserva cognitiva”.

Diagnostico del Alzheimer

 

Para realizar el diagnóstico normalmente se indaga en la historia reciente de pérdida de memoria, la conducta, alteraciones motoras, capacidades visuoespaciales,  lenguaje y reconocer personas, entre otras, también debemos realizar un examen físico minucioso y descartar otras enfermedades que pudieran asemejarse a la enfermedad de Alzheimer. Además existen test neuropsicológicos que evalúan distintas áreas, como la memoria, la capacidad visuoespacial o la presencia de depresión. Tanto el examen médico como el neuropsicológico son fundamentales para realizar el diagnóstico. También disponemos de pruebas de imágenes como TAC cerebral y resonancia donde se pueden ver alteraciones orgánicas que nos hacen  aumentar la sospecha de enfermedad de Alzheimer u otras formas de demencia.

Síntomas de la Enfermedad

 

Los síntomas de demencia  suelen iniciar de una manera  sutil, para luego ir progresando lentamente. En caso de presentar 2 o más de los siguientes síntomas de manera persistente por varias semanas se recomienda consultar con especialista para evaluación:

  • Pérdida de memoria reciente (olvidos reiterados de todo tipo de cosas)
  • Problemas con el lenguaje (por ejemplo, no ser capaz de encontrar las palabras correctas para las cosas).
  • Problemas de concentración y razonamiento.
  • Problemas con tareas como pagar la cuentas, hacer balances, libro de cuentas.
  • Perder cosas con frecuencia o colocarlas en lugares inusuales.
  • Animo disminuido, tristeza, desinterés, irritabilidad.
diagrama de arboles

Tratamiento del Alzheimer

 

En relación al tratamiento, no hay ninguno eficaz en términos de curación de la enfermedad, pero sí existen medidas que pueden ayudar a controlar los síntomas neuropsicológicos/conductuales como son las terapias no farmacológicas que trabajan en la rutina del día a día con la persona y familia. Dentro de los fármacos, hay algunos llamados “antidemenciantes” como el donepezilo y la memantina, que si bien tienen escasa evidencia terapéutica nos ayudan en algunos pacientes para controlar la sintomatología.

¿Cómo prevenir?

Para tener menos probabilidad de tener esta enfermedad debemos tener estilos de vida saludables, mantener  buen control de enfermedades crónicas como la hipertensión y/o diabetes y realizar actividades que nos permitan entrar en contacto con otras personas y mantener  la memoria activa.


Articulo desarrollado por Dr. Francisco Rojas

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Suscríbete al blog Medicien

Artículos relacionados

Ir arriba